miércoles, 23 de diciembre de 2015

Por un mundo sin prisiones: Conversaciones entre colectivos e individualidades anti-carcelarias Latinoamericanas.

Conversación entre colectivos e individualidades anticarcelarias, con la participación de CNA Bogotá, CNA México, Rodolfo Montes de Oca desde Venezuela, Publicación Refractario desde Chile (maquetación por Feral Ediciones desde Bogotá, portada y cotraportada de Sin Retorno Ediciones de Oaxaca).

Dedicado: A todas las personas que han dejado su último aliento con el inmodificable anhelo de deshacer el mundo; y a quienes sufren, sufrieron, resisten y resistieron, el encierro y los castigos diseñados para los catalogados como “criminales”. Especial mención a lxs guerrerxs: Mauricio Morales, Xosé Tarrio, Harold Thompson, Barry Horne, William Rodgers, María Soledad Rosas, Edoardo “Baleno” Massari y Horst Fantazzini.

Por un diciembre negro

miércoles, 16 de diciembre de 2015

El 6D y los nuevos escenarios para los anarquistas

Rodolfo Montes de Oca

El pasado 6 de diciembre de 2015, se realizaron las elecciones de la Asamblea Nacional que regirá hasta el 2019, cuya función será la de legislar y realizar controles sobre las decisiones que tome la Administración Pública y el Ejecutivo Nacional.

Sin embargo pese a la hegemonía comunicacional y a tener el control absoluto del Estado, las fuerzas bolivarianas representadas por el Gran Polo Patriótico, recibieron una aplastante derrota por parte del sector opositor aglutinado por la Mesa de la Unidad Democrática; para obtener un total de 112 escaños en el hemiciclo y un total de 8 millones de votos, que es igual al máximo porcentaje de votación sacado por el oficialismo en el 2010.

La nueva Asamblea Nacional abre las compuertas para que los movimientos sociales y los grupos anarquistas, demandemos una serie de transformaciones como son: la promulgación de una Ley de Inclusión de la comunidad GLBTI, el reglamento de la consulta previa a los pueblos indígenas en materia extractivista, la modificación de la legislación tributaria que suprima al IVA como impuesto pernicioso o la promulgación de leyes que faciliten créditos por parte de la banca pública y privada a los sectores desposeídos.

Este nuevo escenario de franco retroceso del oficialismo, las mediocres medidas de “rectificación” que ha asumido la dirección del proceso, la crisis económica que nos arropa y una pérdida de miedo por parte de la población después de los disturbios de 2014, ponen de manifiesto lo que puede ser la construcción de un amplio movimiento destituyente que dé al traste con el poder constituido.

Sobre la base de ello, el activista Leonardo Montes ha escrito sobre la necesidad de consolidar este contrapoder sobre la base de dos hechos fundamentales: 1) atacar a la boliburguesia enquistada en el poder y 2) evitar la reconstitución de los partidos políticos opositores.

Pero para esto, es necesario re-articular el tejido social beligerante, golpeado y aislado desde hace 16 años atrás; la cooptación de los movimientos sociales por parte del chavismo, la sumisión de las agendas de cambio por la tarjeta electoral y sobre todo la banalización del adversarios, ha dejado el saldo fatal del cual debemos aprender.

Reviste de especial importancia ese 7% del padrón electoral que de forma consciente voto nulo en las pasadas elecciones, este mosaico deliberadamente acudió a las urnas, pero negó la representación de ambos bloques de poder. Es con ellos, con esos rebeldes del statu quo, cuyas aspiraciones no son cubiertas por la MUD o el GPP con los cuales debemos construir puentes de alianza, reconocimiento, solidaridad y acción para transformar la oprobiosa realidad.

El 2016 se presenta para los anarquistas como un escenario de confrontación entre dos polos de poder, que aunque con discursos y propuestas distintas, ambos buscan detentar la renta petrolera; lo cual nos pone en alerta para lo que debe ser nuestro proceder y actitud inmediata: reconocimiento de las voluntades de cambio, acompañamiento a los movimientos sociales, radicalización de las demandas y exigir ambos bloques en conflicto su solución. 

lunes, 9 de noviembre de 2015

Jornada de Cultura Autónoma en Barquisimeto

La “Jornada de Cultura Autónoma” tiene como principal finalidad fomentar la cultura autogestionaria dentro del sector musical del Rock, especialmente en sus vertientes denominadas “punk – hardcore” y demás propuestas allegadas.
La cultura (o contracultura, para muchos) “Do it yourself” (“hazlo tú mismo”) surgió a mediados de finales de los setenta y principios de los ochenta, especialmente en el sector musical ya mencionado; se basa en autogestionarse todo lo concerniente a la producción impresa, musical y audiovisual de este tipo de música, relacionado este proceso con las ideas libertarias y anarquistas; sin embargo mucho de esta tradición busca alejarse de etiquetas y divisiones para adentrarse más en un visión de escoger y realizar su propio mundo social en el que la autonomía de pensamiento y acción sea su más importante principio de identidad.
Más allá de discutir y compartir lo anteriormente expuesto, también se buscará crear un espacio en donde se debata sobre la situación actual política, cultural y social en Venezuela, objetivo que se tratará de lograr mediante la invitación de diferentes grupos y personas que posean diversas posiciones con respecto a este fin planteado; con el objetivo de que exista diferentes visiones de lo que actualmente ocurre en nuestro país y dar el espacio para la confrontación de ideas y opiniones de lo mencionado.
Cabe destacar que el día viernes 13 de la jornada se realizará una exposición y venta de material impreso y audiovisual, tatuajes, fotografías, afiches y entradas de conciertos antiguos, comidas y bebidas, franelas, sistema de trueke, malabares, entre otros; igualmente luego de crear la base de datos específica entre los participantes del evento se distribuirá las conclusiones del video foro y demás conversatorios a efectuarse en esta fecha. Luego el sábado 14 se llevará a cabo el concierto.
El presente evento está siendo organizado por una serie de grupos e individualidades reunidos bajo el nombre de “Espacio de Cultura Autónoma”, red espontánea cuyos responsables recientemente se han reunido con el propósito de realizar este tipo de actividades donde la autonomía de acción y la autogestión en lo organizativo sean los principios tanto de dicho espacio como de sus eventos.

domingo, 1 de noviembre de 2015

Foro: Guerra por la Utopía de Alfredo Vallota

 
En el marco de la celebración de los 20 años del Libertario y de la recaudación de fondos para el libro Contracorriente: la historia del movimiento anarquista en Venezuela (1811-1998) de Rodolfo Montes de Oca. Estaremos subiendo una serie de vídeos que se grabaron entre 1998-2008 sobre actividades y debates entre anarquistas en Venezuela.

En este vídeo podrás observar un foro que se realizó en el Centro de Estudios Sociales y Libertarios (CESL) de Caracas por el profesor Alfredo Vallota, sobre el proceso revolucionario que se dio en España por parte de la CNT-FAI. En esta serie de videos podrás entender de forma sencilla la diferencia entre anarquistas y aquellos que defienden “el poder popular”.

lunes, 5 de octubre de 2015

II llamado para recaudar fondos para imprimir el libro: CONTRACORRIENTE: la historia del movimiento anarquista en Venezuela (1811-1998)

Desde la librería LaMalatesta y el periódico El Libertario, estamos recaudando fondos para la impresión del libro “Contracorriente: la historia del movimiento anarquista en Venezuela (1811-1998)” escrito por Rodolfo Montes de Oca.

Este libro ofrece una investigación de 10 años sobre el recorrido de las ideas libertarias en la región;  sus conexiones poco exploradas con las principales figuras políticas del país,  la silueta de sus agitadores y sus levantiscas acciones. Desde la Junta Suprema de Caracas hasta el surgimiento del modelo  “bolivariano”, este trabajo pasa por cada una de las etapas de la Venezuela Republicana donde los anarquistas articularon esfuerzos para dejar su  impronta de libertad en un país que pasó vertiginosamente de la economía rural a la petrolera.

Esta detallada y rigurosa sistematización de hechos y cifras pretende complejizar la maniquea visión que ha imperado sobre este país latinoamericano, demostrando su desarrollo histórico desde una óptica distinta al margen del Estado y sus instituciones.  Es por ello, que este libro es  una novedosa hagiografía sobre los insubordinados de ayer para inspirar a los iconoclastas de hoy.  Apasionante mezcla de análisis político, jurídico y documental, un trabajo de investigación que influenciará en lo que usted pensaba sobre la historia contemporánea de Venezuela.

El primer llamado de solidaridad se realizó en Julio de este año, llegando a recaudarse casi 100 dólares. Por lo cual, nos gustaría contar con su apoyo para poder imprimir este libro, justamente cuando se cumplen 20 años de la publicación ininterrumpida de El Libertario.

Si están interesados en colaborar con su impresión y distribución puedes depositar en la siguiente cuenta:

Titular: LaMalatesta CB.
Banco Sabadell.
IBAN: ES70 0081 1383 1400 0115 8616
 BIC: BSABESBB

También puedes colaborar a través con Paypal: pedidos@lamalatesta.net

Después de depositar puedes ponerte en contacto con nosotros por los siguientes correos: info@lamalatesta.net / rodolfomontesdeocar@gmail.com

domingo, 27 de septiembre de 2015

Segundo encuentro libertario en los valles del tuy

El próximo sábado 17 Octubre, te invitamos a participar en el segundo encuentro libertario en los valles del tuy, desde las 8:00 am (puntual) en el Centro Social Sabino Romero. Derrota la Apatía y une tu esfuerzo para desarrollar alternativas libertarias por la sociedad que necesitamos.
Asiste, participa, corre la voz!
Unión, Acción y Autogestión.






viernes, 18 de septiembre de 2015

Tercer podcast del programa Dildos y Dilemas


Tercer programa del podcast “Dildos y Dilemas”, un espacio de reflexión sobre la comunidad GLBTTI, antigenero, sexo y placeres no convencionales, conducido por Juan Notz (@ramplus26) y Rodolfo Montes de Oca (@romontesdeoca)

En esta tercera edición se tocara el tema de la subcultura del cruising o chanceo dentro de la comunidad GLBTTI, sobre la masificación de esta práctica en los centros comerciales de Caracas; así como la conducta hegemónica de esta práctica impuesta a la comunidad heterosexual. 

Estenando cuenta en twitter: @dildosydilemas

Producción Nacional Independiente (PNI) nro: #0ATIQUETEIMPORTA666#

Concierto por la resistencia indígena en Maracaibo


NO PUEDES PERDERTE ESTE 17 DE OCTUBRE ESTE GRAN CONCIERTO 4TA EDICION DE RESISTENCIA INDIGENA CON: BRUTAL NATIVO (METAL DESDE BARQUISIMETO), NABARAO (BLACK METAL DESDE BARINAS) KATKOUSU (HC THRASH LOCAL) Y MAR DE RABIA (DEBUT EXPERIMENTAL PUNK HARDCORE LOCAL).

BAR LA BRUYERE, MARACAIBO. 17 DE OCTUBRE. 300 BF.
ASISTE, APOYA TUS BANDAS LOCALES.

Las fronteras vivas de nuestra rebeldía

Rodolfo Montes de Oca

“La vida es bella para cualquiera que supere las fronteras de la existencia”
 -Émile Armand-

La frontera es un tránsito social entre dos culturas. Restringido al ámbito político, este término se refiere a una región o franja, mientras que el término límite está ligado a una concepción imaginaria.

Los Estados tienen una característica esencial: la soberanía, esto es, la facultad de implantar y ejercer su autoridad de la manera en la que lo crean conveniente. Para que el ejercicio de la soberanía por parte de los Estados no perjudique a otras naciones, se crean límites definidos en porciones de tierra, agua y aire. En el punto preciso y exacto en que estos límites llegan a su fin es cuando se habla de fronteras.

Las fronteras es una de las nociones necesarias para la consolidación de la República, la cual define el ámbito donde desarrollara su poder administrativo y judicial, sobre los habitantes asignando deberes y derechos con la intención de mantener un status quo que dirige amparados en la ficción de la “democracia representativa” o en nuestro concepto “democracia participativa y protagónica” como la que vivimos en Venezuela.

Desde el pasado 19 de agosto, el gobierno bolivariano, asumiendo un discurso de defensa de los intereses nacionales y como reacción a la emboscada que sufriera una unidad del ejército por parte de presuntos contrabandistas; se decreta estado de excepción por 60 días en 5 municipios del fronterizo del estado Táchira: Bolívar, Ureña, Junín, Capacho-Libertad y Capacho-Independencia.

Aunada a esta declaración de excepción se cierra la frontera colombo-venezolana por esos municipios y se despliega la Operación Liberación del Pueblo (OLP) con más de mil 500 militares resguardando la zona limítrofe con la excusa de detener la extracción de mercancía regulada de Venezuela a Colombia. 

El 29 de agosto, el Ejecutivo Nacional extiende la medida provisional a  cuatro municipios más de Táchira: Lobatera, García de Hevia, Ayacucho y Panamericana. Repitiendo el mismo escenario el 08 de septiembre con el cierra del paso fronterizo de la Alta Guajira.

Hasta la fecha del cierre de este artículo, el balance de este operativo gubernamental se saldaba con un numero de 1.467 a 20.000 colombianos deportados y expulsados de Venezuela, sus casas demolidas y sus enceres abandonados o saqueados por el Ejercito; falsas tensiones binacionales, aprensión e incomunicación de varias personas como el caso de José Miguel Herrera Teherán, que está recluido en el SEBIN, explotación a niveles insospechados por parte del oficialismo de la xenofobia para aglutinar fuerzas ante las venideras elecciones.

Este panorama nos deja perplejo a muchos y deja al desnudo el evidente carácter totalitario de la actual Administración Pública, haciendo migas con sus homólogos del norte y con reconocidos del mainstream republicano como Donald Trump.

Sin embargo, el silencio y vulgar complicidad dentro de la escena anarquista no deja de sorprenderme pero si me preocupa; la situación en la frontera aunque distante es un tema que nos compete a todos aquellos que vivimos y estamos dispuestos a morir por la libertad. Cientos de familias fueron disgregadas y sometidas a un éxodo masivo y miserable, por parte de un estamento militar carente de todo honor y decoro, sobre el cual no debemos tener ninguna condescendencia ni perdón.

El cierre de la frontera es un capítulo más de la política económica de rentismo petrolero que ha definido a Venezuela como república durante los siglos XX y XXI. Unido a la expoliación de recursos naturales y monetarios a la cual hemos sido sometidos por la boligurguesia y los militares del 4 de febrero de 1992. Sin poner en énfasis en el meollo del asunto, que es la necesidad de avanzar a un modelo de producción donde el valor-trabajo ecológico sea la estrella polar que nos guie, como los principios de la economía del regalo siempre presente en nuestros pueblos indígenas.

El gobierno bolivariano seguirá enajenado y cada vez más alejados de la realidad, es allí que como anarquistas debemos unir fuerzas con todos los expoliados del banquete y del derroche que representaron los últimos 10 años; retomando el sendero de liberación, equilibrando las fuerzas vivas que hacen vida y arrastrando de nuevo a los militares a sus cuarteles de donde jamás debieron salir. Necesitamos ahora más que nunca la unión de todos los rebeldes sociales que aún quedan y que estén dispuestos a luchar por la libertad. 

Aquí y donde sea seguiremos refractarios hasta las últimas consecuencias. 

lunes, 7 de septiembre de 2015

Reseña y reflexiones sobre el libro ¡Que se ilumine la noche! de Gustavo Rodríguez.

Alicia Elena Inguanzo 

¡Que se ilumine la noche! Refractarios hasta las últimas consecuencias (1), es el título del voluminoso libro (500 páginas) sobre el “génesis, desarrollo y auge” de la Tendencia Informal Anarquista en Méjico, publicado en Santiago de Chile en diciembre de 2013 por Internacional Negra Ediciones. En él se plasman nuevas pautas e interesantes reflexiones que nos brindan, como reza su Preámbulo, “una aproximación al anadamiaje teórico-práctico del nuevo imaginario sedicioso y, una mejor compresión de su accionar frente a las condiciones que impone el actual sistema de dominación y su constante recomposición.” Sin embargo, esta visión contemporánea del anarquismo, para mi sorpresa ha sido curiosamente “censurada” tanto en los medios comerciales como en el ámbito “libertario”. También me sorprende que a 2 años de su publicación esta valiosa herramienta de reflexión anárquica todavía no cuente con una reseña que invite a su lectura imprescindible.

En días recientes, el texto en cuestión, ha  comenzado a ser difundido  en formato digital por algunos portales anarquistas comprometidos con la práctica contemporánea de las añejas ideas bakunistas. Su autor, Gustavo Rodríguez, de acuerdo al diario mejicano de izquierda La Jornada, es considerado el “ideólogo” e “ impulsor de la tendencia informal anarquista (TIA)”; un conjunto de teorías que según insinúa el periódico mejicano  “se han convertido en los lineamientos de algunos anarquistas que, impulsados por la arenga de llevar el caos y la destrucción hasta sus últimas consecuencias, han actuado de manera violenta” (2) por esas tierras. En el mismo artículo, entre calumnias y delaciones evidentes, el articulista de La Jornada insiste en que el autor de ¡Que se ilumine la noche! es “la figura que inspira a individuos y células de este movimiento para cometer actos vandálicos contra objetivos específicos”(3). De igual forma la nota trata de sembrar  la desconfianza, asegurando que Gustavo Rodríguez es “considerado integrante de la Agencia Central de Inteligencia (CIA)”(4). 

Quizás las propias declaraciones de Rodríguez,  sacadas de contexto en otro artículo publicado por el diario La Jornada, nos aclaren el porqué de la censura de su libro incluso en el ámbito “libertario” y el silencio impuesto a dicho texto: 

“...tanto en México como en el resto de Latinoamérica debemos comprender la dimensión real que cobra toda la contaminación ideológica y las influencias del enemigo. La socialdemocracia electorera y la socialdemocracia armada han contagiado a amplios sectores de las luchas con toda su bazofia izquierdista, nacionalista, obrerista y populista, usándonos directa e indirectamente como carne de cañón para sus fines, diametralmente opuestos a nuestros objetivos de destrucción definitiva y liberación total. Librarnos de todas estas debilidades es una tarea inmediata para avanzar cualitativamente y concretar la proyección anárquica”(5).

Y sí, al leer su libro no me queda duda de qué Rodríguez arremete contra griegos y troyanos, lo que evidentemente ha provocado la censura, el silencio y una cobarde campaña de difamación en su contra. 

En el Preámbulo (Pág. 9) del libro se puede leer una fuerte crítica sin pelos en lengua que deja muy mal parado a un sector del denominado movimiento anarquista:

“Vilipendiados, estigmatizados, rechazados y hasta traicionados en muchas ocasiones, por un sector del denominado “movimiento anarquista” que insiste (contra natura) en desarrollarse en el marco de la legalidad –acotado a las normas y limosneando “derechos” y “libertades”–, las individualidades anárquicas de praxis y los grupos informales de acción antisistémica que conforman el actual imaginario sedicioso, han tenido que enfrentar, además de los embates de las fuerzas represivas, la condena de sus presuntos compañeros encargados de imponer las reglas de la rebelión “positiva”, con sus tiempos y acomodos, neutralizando esfuerzos y desviando la lucha de sus verdaderos objetivos.” Por tanto, sentencia: “Que proliferen los ataques y descalificaciones contra las propuestas del informalismo sólo es un indicador más de la notable prevalencia de la Tendencia Informal Anarquista y de la puesta en marcha de un nuevo paradigma anárquico que comienza a moverle el suelo a viejas estructuras orgánicas y anquilosados esquemas de actuación” (Pág.15).

En ¡Que se ilumine la noche!, Rodríguez parte de la afirmación de que “la cuestión de fondo sigue estando manifiesta en torno a los principios fundamentales del anarquismo –transversalmente definidos a partir de una crítica radical del Poder y una pertinaz ética de la libertad– y el modelo de organización y acción que conduzca a la anhelada implosión que provoque la ruptura irreversible, que queme todas las naves de retorno, que demuela todos los puentes de regreso, que devaste todos los caminos de vuelta, que facilite el desplome de todo este sistema de muerte y arrase con todo lo existente porque nada de este mundo merece ser rescatado, porque todo él responde a una mentalidad autoritaria” (Pág. 10).  Y, por si acaso cabe duda, puntualiza que “Desde  la visión rupturista –que invita a pensar un “anarquismo postclásico” capaz de ofrecer nuevos itinerarios– la nefasta ideología de la “lucha armada” sólo puede conducirnos a la dictadura de su vanguardia y al gregarismo más elemental. De ahí el natural distanciamiento y la pertinaz distinción entre “vía armada” y “lucha armada”. La “vía armada”, además de no renunciar a la violencia refractaria como único método factible para confrontar la violencia sistémica, brinda la auspiciosa posibilidad de apuntar las armas contra las ideologías, incluida la ideología de la “lucha armada” (Pp. 23 y 24).

Renunciar a la Revolución
Si por Revolución habremos de entender a aquellos levantamientos insurreccionales generalizados en los cuales el pueblo en armas es capaz de abatir –en lapsos relativamente breves y a pesar de la férrea resistencia de las clases hegemónicas– las estructuras de dominación y las relaciones de privilegio de sus sociedades, para construir inmediatamente, en forma espontánea o previamente programada, un devenir exhaustivamente anárquico, igualitarista y solidario; entonces, no nos quedará más alternativa que renunciar a ella, según el análisis inteligente de Rodríguez.

“Renunciar a la Revolución: he aquí, finalmente, frente a nuestra mirada nostálgica, la tarea teórico-práctica que nos impone tanto la experiencia histórica como nuestra propia y actual secuencia de razonamientos. Lo cual, por supuesto, no implica una pueril e ilógica declaración de paz ni la renuncia a la violencia antisistémica, tampoco constituye el agorero pronóstico de que jamás habrán de producirse acontecimientos sociales que se le parezcan. Sí implica, en cambio, que el anarquismo contemporáneo ya no puede girar en torno a esa idea ni danzar a su influjo, ya no puede sostenerla como piedra de toque de sus prácticas y ya no puede depender exclusivamente de sus eventuales “avances” y de sus hipotéticos “retrocesos”.

Renunciar a la Revolución, además, bien puede ser la oportunidad para abrir un espacio de reflexión sobre las revoluciones: grandes o pequeñas, triunfales o fallidas, amplias o estrechas, abiertas o puntuales, multitudinarias o individuales. En este espacio teórico, las prácticas anárquicas y sus derivaciones sólo podrán evaluarse a partir de sus consecuencias reales e inmediatas y no como escalas de aquel viaje a la Arcadia definitiva en la cual la historia recibiría el homenaje de su punto final. 

Ahora, nuestra historia y nuestras revoluciones habrán de conjugarse en tiempo presente y sólo pueden ser intuidas y gozadas en su impertérrita actualidad. 

Las revoluciones, a diferencia de la Revolución, ya no podrán disfrutarse por el cálculo de su inminencia ni ser sufridas por su ausencia o su alejamiento sino que sólo podrán ser una constelación de oportunidades y de gestos concretos y capaces de subvertir, siquiera momentáneamente, la lógica del Poder. Más allá de esta referencia elemental, de por sí ampliamente suficiente, las revoluciones anarquistas ya no contarán con ningún catálogo de sacramentos a cumplir sino con una nutrida floración de pecados a perpetrar impulsando esos instantes de caos y Anarquía hasta las últimas consecuencias (Pp. 30 y 31).

Por eso Rodríguez, nos invita a conjeturar que, “si el anarquismo clásico se concibió a sí mismo como un orden social alternativo, el anarquismo contemporáneo sólo puede imaginarse, inversamente, en tanto caos alternativo”. E insta a reflexionar que consideraciones parecidas habría que hacer respecto a la historia, la cual difícilmente puede seguir siendo concebida como la expresión de una racionalidad desplegada en forma lineal y progresiva, de la cual el Comunismo Libertario no sería más que su expresión final. El anarquismo, por lo tanto, no puede ser entendido como si se tratara de un destino sino en tanto manifestación y tensión teórico-práctica de una necesidad subjetiva, de una voluntad individual y colectiva, de un deseo y hasta de un capricho (Pág.31).

Repensar la Anarquía
A lo largo de sus páginas encontraréis un llamado permanente a repensar la Anarquía, a construir una crítica subversiva renovada que nos permita recontextualizar la lucha anárquica acorde a las nuevas condiciones que impone el sistema de dominación contemporáneo:

“Pero, más que en las nuevas configuraciones de la realidad, más que en una forma nueva de pensar, la crítica subversiva renovada del nuevo imaginario sedicioso o de esta suerte de neo-anarquismo que concurrimos, ha de sustanciarse, modelarse y reconocerse –tal como fuera más de un siglo atrás, en los tiempos de Bakunin y sus contemporáneos–en el contexto de las luchas propias de nuestro tiempo, aportando a las mismas sus inconfundibles marcas de “fábrica”. Una vez más, por lo tanto, como en aquel lejano momento de la doble ruptura bakunista, habrá que recrear ese resumen teórico-práctico irrepetible que albergue en su interior las huellas fundamentales de nuestra época: habrá que hacerlo a partir de las circunstancias y las estructuras políticas, económicas y sociales concretas que se abren a una mirada todavía sorprendida por la novedad; habrá que hacerlo atendiendo a un cuadro de conocimientos y sensibilidades que ha trastocado todas las certezas decimonónicas fundamentales; habrá que hacerlo, finalmente y sobre todo, desde las refriegas que hoy se proponen como estigmatización inequívoca del Poder en cualesquiera de sus formas, campos y dimensiones. Todo lo cual, por supuesto, está muchísimo más allá de las posibilidades de este texto, muy por encima de las posibilidades abiertas a partir de inspiraciones solitarias y, en el mejor de los casos, sólo puede ser tarea accesible para una generación en estado de alerta y de reyerta permanente” (Pp. 33 y 34).

Incitando al debate en torno a la extensión de la Anarquía más allá del anarquismo
Por último, nos recalca de manera contundente lo que somos y nos pone a reflexionar a todas sobre la necesaria coherencia entre ideas y acción, exhortándonos a acortar la distancia entre el dicho y el hecho:

“Si la transgresión es, en los términos semánticos más pueriles, la violación de mandatos, leyes y disposiciones, la transgresión propiamente anárquica es algo así como la provocación permanente, deliberada, irreverente, irónica y alevosa frente a los dispositivos, los actos y las seducciones del Poder. Esa transgresión es una ética, madurada en cada gesto beligerante, forjada como descubrimiento y creación de sí mismo, fraguada en tanto insurrección solitaria y acrecida en cuanto conspiración entre afines. Esa transgresión es, también, una estética, en tanto su ejercicio implica el reencantamiento subversivo del mundo, la animación de las cosas y los hechos mediante la creación de sentidos que el Poder vuelve inaccesibles, la fascinación renovada y enamorada de lo imposible. Esa transgresión es, por último, una crítica en actos, una representación de potencialidades refractarias, un juego de desafíos y de flujos, una expresión estrepitosa en cuyo centro resuenan los acordes de la contienda”.

“Si hoy podemos reclamarnos todavía como discípulos avejentados pero aventajados del viejo Bakunin, no podemos menos que abocarnos a replicar aquella doble ruptura originaria, multiplicándola ahora en un espacio de dimensiones considerablemente más complejas”.

Una vez más, habrá que vérselas cara a cara con las figuras de autoridad y con el espíritu de servidumbre que aún pulula, con institucionalidades arcaicas o recién nacidas, con opresiones desembozadas y con mojigaterías irredimibles, con las expresiones más crueles del Poder pero también con su lejana periferia de monjas, notarios, monaguillos y boyscouts. 

Será una práctica cargada de sensualidad y de erotismo, donde los valores detonantes se pretenden a sí mismos como una realización inmediata de vida, continuamente puesta en tela de juicio y continuamente sometida al bisturí y al pincel, al cincel y la dinamita” (Pp. 358 y 359).Sin duda un texto muy recomendable e imprescindible para todas aquellas que os consideréis cómplices activas de la Anarquía. 

Puedes descargarlo aquí: 

30 de julio de 2015.
(1) ¡Que se ilumine la noche! Refractarios hasta las últimas consecuencias”
En: https:// contramadriz.espiv.net/index.php/component/k2/item/471-libro-que-se-ilumine-la-noche-genesis-desarrollo-y-auge-de-la-tendencia-informal-anarquista-en-mexico


(2) http://www.jornada. unam.mx/ultimas/2014/12/04/anticastrista-deportado-del-pais-ideologo-de-anarquistas-560.html
(3) idem
(4) idem
(5) http:// www.jornada.unam.mx/2014/12/05/politica/012n1pol

Segundo programa de "Dildos y Dilemas"

Segundo programa del podcast “Dildos y Dilemas”, un espacio de reflexión sobre la comunidad GLBTTI, antigenero, sexo y placeres no convencionales, conducido por Juan Notz (@ramplus26) y Rodolfo Montes de Oca (@romontesdeoca)

En esta segunda edición se tocara el tema de la subcultura del Bugchaser dentro de la comunidad GLBTTI en el primer corto, mientras que en el segundo se tocara el tema de los negacionistas del VIH.

Producción Nacional Independiente (PNI) nro: #0ATIQUETEIMPORTA666#
 

miércoles, 26 de agosto de 2015

Descarga el libro: Reflexiones en torno a la Prisión: Recopilación de análisis y entrevistas abolicionistas

Desde el 23 al 30 de agosto de 2015, se está realizando la semana de solidaridad y agitación por los presos anarquistas; en el marco de esta movilización estamos haciendo una serie de entregas de folletos y libros sobre el tema anticarcelario para seguir profundizando de manera conjunta en el abolicionismo.

Por medio de la presente le enviamos el libro: “Reflexiones en torno a la Prisión: Recopilación de análisis y entrevistas abolicionistas” de Rodolfo Montes de Oca que fue editado en Chile por Ediciones Sin Nombre (http://edisinnombre.espivblogs.net/) con arte de Alpuerto (https://www.flickr.com/photos/al_puerto/)

En este libro podrá conseguir una conjugación de hechos locales, internacionales y vivenciales que darán vida a una interpretación radical sobre el sistema penitenciario y las dinámicas sociales que de esta institución se desprenden.

Compuesto de 5 capítulos este libro mezcla el subversivo activismo de un puñado de rebeldes urbanos con la generación de un contenido programático necesario para una acción colectiva de gran envergadura como es la supresión total de las penas. Representado a su vez la visión más radical y anticapitalista del incipiente movimiento anticarcelario global.

En sus páginas el lector podrá inmiscuirse en una serie de hechos, siglas y nombres que dejaran de relieve, las peores miserias del infierno terrenal en que se han convertido las prisiones. En sus líneas el lector podrá presenciar la caída del mito unificador del chavismo y de la izquierda del siglo XXI como panacea socialista.

Así mismo podrán observar la evolución y caída del modelo abolicionista  adoptado por algunos anarquistas. Procurando de esta manera que este libro sea un aprendizaje colectivo y no las anécdotas de un complotado.

Es por ello que este libro buscar avivar una discusión inexistente dentro del movimiento anticarcelario o que si se ha dado, siempre ha estado marcado por una fuerte crítica pero muy pocas veces acompañada por una propuesta real, plausible y palpable de transformación y de sustitución de las prisiones por otros modelos alternativos, donde la falta no sea vista como un castigo y mucho menos donde se prive de libertad a otro ser humano.

Puedes descargarlo aquí para su lectura:http://www.4shared.com/office/M-1Ujgnmba/merged.html  

Puedes leerlo en Insuu para pegarlo aquí:
Teaser promocional del libro:
   

Puedes ver los artículos por separados para cortar y pegar en otros espacios en este blog: http://reflexionesentornoalaprision.blogspot.com/

 Por la libertad total y el fin de los procesos judiciales de: Ignacio Muñoz Delgado, Javier Pino, Juan Flores, Nataly Casanova, Sergio Álvarez, Natalia Collado, Enrique Guzmán, Guillermo Duran, Manuel Espinoza, Víctor Zuñiga Quijada, Felipe Román Toledo, Natalia Alvarado Gattas, María Paz Vera, Diego González, Hans Niemeyer Salinas, Tamara Sol Farías Vergara, Marcelo Villarroel y presos del Caso Security (Chile);Fernando Barcenas, Abraham Cortés y Coordinación Informal de Presxs en Resistencia (México); Mónica Caballero, Francisco Solar, Claudio Lavazza, Gabriel Pombo Da Silva, Enrique Balaguer Pérez, Paul Jara Zevallos, Javier García Castro, José María Pirla Oliván, Honorio Gómez Alfaro, Noelia Cotelo Riveiro, Jorge Linares Izquierdo y Javier Grijalbo Adan (España); Marco Camenisch (Suiza); Presos del caso “Breite Strasse” y Thomas Meyer-Falk (Alemania); Silvia Guerini, Costantino Ragusa, Billy Bernasconi, Francesco Puglisi, Sergio Maria Stefani, Alfredo Cospito y Nicola Gai (Italia); Argiris Dalios, Fivos Harisis, Giannis Mihailidis, Dimitris Politis, Grigoris Sarafoudis, Nikolas Romanos, Grigoris Tsironis, Evi Statiri, Spyros Christodoulou, Argyris Ntalios, Andreas-Dimitris Bourzoukos, Giorgos Karagiannidis, Tasos Theofilou, Nikos Maziotis, Kostas Gournas, Spyros Mandylas, Antonis Stamboulos, presos de la Red de Luchadores Presos (DAK) y presos de la CCF (Grecia); Operación Fénix (República Checa); Ihar Alinevich, Mikalai Dziadok, Artsiom Prakapenka, Pavel Syramolatau, Aliaksandr Frantskievich y Jauhen Vas’kovich (Bieloruusia); Ilya Romano, Stepan Zimin, Alexey Polikhovich y Aleksandr Kolchenko (Rusia); Nicole Kish (Canada); Taame Iti y Te Rangikaiwhiria Kemara (Nueva Zelandia) José Manuel Delmoral (Venezuela) 

Por el fin de la persecución judicial contra: Felicity Ryder, Gustavo Rodríguez, Mario “tripa” López y Carlo “el chivo” López.

lunes, 24 de agosto de 2015

Primera entrega del programa “Dildos y Dilemas”

Primer programa del podcast “Dildos y Dilemas”, un espacio de reflexión sobre la comunidad GLBTTI, antigenero, sexo y placeres no convencionales, conducido por Juan Notz (@ramplus26) y Rodolfo Montes de Oca (@romontesdeoca)

En esta primera edición se tocara el matrimonio igualitario en Venezuela, la candidatura a la Asamblea Nacional de Tamara Adrián y la ley de reconocimiento y respeto de la diversidad de género.

Producción Nacional Independiente (PNI) nro: #0ATIQUETEIMPORTA666#

Duración 25 min.

viernes, 21 de agosto de 2015

Indagando en la precariedad, una propuesta libertaria y de base para afrontar la coyuntura actual del desabastecimiento

Rodolfo Montes de Oca

La estanflación que vive la colectividad venezolana actualmente y que se manifiesta en el exorbitante numero de un 49% en el último semestre, sumando a varias devaluaciones del bolívar de un 60%,  indica el momento o coyuntura económica en que, dentro de una situación inflacionaria, se produce un estancamiento de la economía y el ritmo de la inflación no cede. Este cuadro de constricción económica que se traduce en un alto costo de la vida, salarios paupérrimos y mayor pobreza, tiene dos cómplices necesarios (la boliburguesia y los bolichicos) y un gran culpable, el estado venezolano.

Capitulo I: señalando los culpables
Los llamados boliburgueses, es la nueva clase social que nació en revolución, poseen fortunas que no pueden justificar. Su apoyo incondicional al proceso bolivariano les ha permitido ocupar altos cargos en el gobierno; son sus contratistas favoritos y sus más acérrimos defensores, el cambio de mando que se genero con el rechazo de FEDECAMARAS y la burguesía tradicional al proceso los llevo a remplazar a estos últimos, por lo cual son los detentadores del poder económico y político actual en Venezuela.

Mientras que los bolichicos, por su parte, son jóvenes que no superan los 35 años de edad, de refinados gustos, provienen de familias adineradas, estudiaron en los mejores colegios y universidades del país y se desenvuelven en la alta sociedad. Al parecer, sus buenos contactos con el gobierno permitieron que la compañía de estos personajes fuese beneficiada en la contratación, a pesar de haber sido recién constituida y no contar con mayor experiencia, en un área neurálgica para la nación como es el sistema eléctrico. Lamentablemente, el desempeño de estos emprendedores ha estado rodeado de sobornos, enriquecimiento ilícito, sobreprecios y nada honestas.

Todos ellos a través del sistema cambiario y de control de divisa se han beneficiado de la permuta de dólares y del mercado negro que dicen combatir, amasando fortunas en las importaciones de alimentos, equipos médicos, turbinas eléctricas, equipos petroleros, y muchos rubros más. Todos ellos invertidos en la banca comercial y las compañías aseguradoras, como Seguros la Vitalicia, que es la más significativa de ellas.

Todo este derroche de lujo y dinero, genero la trabazón económica y de escasez de productos y servicios que estamos viviendo, dejándonos en la crisis económica más importante que experimentamos en los últimos 30 años, por ello y con esta breve introducción los dejamos con algunas propuestas.

Capitulo II: La Praxis para el contencioso y los Comités Pro-Abaratamiento de las Subsistencias
La Primera Guerra Mundial generó a la clase empresarial del Perú grandes beneficios en la exportación de materias primas, pero a la vez hubo un aumento en los precios locales debido a la especulación en los productos básicos. Los magros salarios no aumentaban, lo que provocó que en abril de 1919 los sindicatos anarquistas iniciaran una campaña para el abaratamiento de los bienes esenciales, creando el Comité Pro-Abaratamiento de las Subsistencias.

El 13 de abril de ese año, publicaron un manifiesto que exigía el abaratamiento de los alimentos y artículos básicos de primera necesidad, transportes y alquileres, pero el gobierno se negó a escucharlos. El 1 de mayo declararon la huelga general, y el 4 de mayo se reprimió violentamente una manifestación en Lima. En El Callao, que sufrió un paro total, hubo serios enfrentamientos entre el ejército y los obreros, con alto número de muertos y saqueos; los principales dirigentes obreros y anarquistas fueron detenidos, tal es el caso de Nicolas Gutarra, Alberto Fonkén y Carlos Barba. En Chosica hubo dos muertos y varios heridos.

El gobierno impuso la Ley Marcial, y allanó domicilios particulares, locales anarquistas y sindicales; creó un nuevo fuerza antimotines, debido a la renuencia a reprimir de algunas tropas, denominada Guardia Urbana. Pero el movimiento popular no se retrajo y el 4 de julio el presidente de la República José Pardo y Barreda fue depuesto. El 12 de julio fueron liberados los detenidos y hubo manifestaciones populares de júbilo.

Este antecedente histórico, pone de relieve nuestra propuesta para la coyuntura actual. Los Comités son organizaciones de base, compuestas por ciudadanos de a pie y militantes anarquistas, de forma horizontal y asamblearia, articuladas por un secretario general de libre remoción por mayoría simple de los activistas a través de la democracia directa, que no reciba subsidio ni del estado ni de la empresa privada. Esta misma asamblea decidirá de forma autónoma y beligerante, cuales son los problemas del cúmulo de necesidades que decidan abordar, sin embargo algunas de las iniciativas a emprender podrían ser:

*Articulación junto a otros movimientos sociales de una fuerte campaña de agitación y propaganda en los grandes almacenes de automercados privados y estatales, denunciando la escasez, el acaparamiento y el alto costo de los insumos.

*Denunciar el alto costo de los pasajes básicos de camioneta, taxis y mototaxis, sobre todo en las zonas extraurbanas, donde habita el grueso de la población.

*Generar los canales de comunicaciones entre los Comités y los usuarios/consumidores a través de las redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) para intercambiar datos e información.

*Promover la autogestión y socialización de las empresas estatizadas por el proceso bolivariano, haciendo énfasis en la distribución equitativa de responsabilidades y frutos sin jerarquías ni directores en el proceso de creación.

*Solicitar la suspensión del impuesto confiscatorio del IVA (Impuesto del Valor Agregado) de los bienes consumibles como mecanismo que beneficie a los consumidores.

*Exención por un año de las obligaciones crediticias que se tengan con instituciones financieras, como medida especial ante la estanflación.

*Incentivar la producción agroecológica donde el principio del valor/trabajo este presente, para así evitar la usura especulativa del rentismo petrolero y de la permuta cambiaria.

*Coordinar canales solidarios de intercambio y asistencia medica gratuita, donde se promueva los valores de apoyo mutuo y solidaridad.

*Organizar comedores gratuitos como los “food not bombs” para palear la hambruna y promover la horizontalidad de las relaciones.

*Crear y organizar mutualidades de ahorro para afrontar las coyunturas que se avecinan.

*Promover los mecanismos de intercambio de mercancía pre-capitalistas como el trueque o la permuta en circuitos donde los valores anticapitalistas estén presentes. Por lo cual muchos de los HTM/DIY tienen una labor valiosa que desarrollar.

*Promover y articular el traspaso de una economía rentista petrolera con fuerte vínculos con el mercado usurero internacional hacia un sistema de producción cooperativista para donde se practique el sistema de la economía del regalo a través de la autogestión de los medios.

Este programa mínimo de 12 puntos puede ampliarse o reducirse según las proyecciones, necesidades e inquietudes de cada comité. Lo fundamental y realmente valioso es generar una praxis antiautoritaria al poder bolivariano y la falsa oposición que allane el camino para un cambio estructural de la producción en Venezuela.

Capitulo III: La economía del regalo, una propuesta para la transición.
La escasez económica actual pone de relieve la necesidad antropológica de replantear un rumbo distinto a la administración de los bienes escasos, por ello ponemos de manifiesto la tesis de la economía del regalo o economía del dar, que es una teoría social en la que los bienes y servicios se otorgan sin un acuerdo explícito de quid pro quo (algo por algo). Se basa en el principio de vivir bajo la premisa de que “a mi vecino y compañero no le falte nada”, que podemos ver como un anarco-comunismo y el principio “de cada uno según su capacidad, a cada uno según su necesidad”.

Esta teoría social que se aplica en algunos pueblos originarios de forma espontánea busca generar un intercambio humanos de los bienes transables sin precios inflados, ni vicios ocultos del producto, lo que contribuye a evitar el fetiche de la mercancía. Un ejemplo muy claro de este principio es nuestro círculo más inmediato, el familiar y el de amistades íntimas. Constantemente estamos apoyando, regalando y financiando a amigos y familiares sin pedir nada a cambio. A nadie se le ocurre pedirle un 3% de interés a un amigo al que le dejas algo de dinero.

Es por ende que valores como la reciprocidad, cada día más invisible en esta sociedad, se convierte en un valor que debemos defender, amparados en el principio moral del apoyo muto. Autores como Lewis Hyde, David Cheal, Piotr Kropotkin, David Graeber, entre otros, han indagando en el poder político de la amistad y del beneficio colectivo para afrontar las divergencias.

Muy al contrario de lo que opina el vulgo, los pueblos originarios que practican la economía del regalo (Vgr. Los yanomamo o los hoti), viven carentes de necesidades, lo que deja de manifiesto que muchas de las mal llamadas “necesidades” de esta sociedad no lo son. Una segunda premisa de esta teoría es la de trabajar con un nivel de conciencia donde “lo que hagamos hoy no sea recordado mañana”, ya que nuestras actuaciones se basan más en el amor al prójimo que en el interés pecuniario o patrimonial.

Por ello como libertarios y autónomos frente a las perversiones producidas en el mercado nacional por la escasez de bienes transables, frente a la especulación estatal de la boliburguesia y de los bolichicos, sin dinero ni mercados lucrativos, ni planificación centralizada, la economía del regalo y los comités pro-abaratamiento de la subsistencia pueden sustituir el mercado especulativo en Venezuela, generando así nuevas dinámicas de coexistencia donde el placer, la igualdad y la libertad sean los reactores de la vida.

lunes, 17 de agosto de 2015

Hacia una nueva conceptualización de la Idea, cartuchos de ideas para afrontar la contingencia

Rodolfo Montes de Oca

El estrepitoso fracaso del proceso bolivariano en su fase “madurista”, con todo lo que con ello conlleva como es la falsificación de la fraseología ultrarrevolucionarias, símbolos y referentes históricos; nos lleva a replantear la forma de comunicarnos y los estandartes que como anarquistas debemos usar para radicalizar la coyuntura nacional.

Las clásicas concepciones etapistas, cuantitativas y de posicionamiento dentro del campo ideológico de izquierda, deben ser superadas por todos los afines que decidan posicionarse dentro del inexorable curso de la historia de Venezuela. Esto nos remite irreductiblemente a una nueva concepción de la anarquía para la contingencia de deslave bolivariano que afrontaremos en los próximos años. Sobre la base de esto, daré algunas ideas para su discusión o desarrollo:

El anarquismo como vía no como meta
Las interpretaciones irredentistas y milenaristas, de que el anarquismo es la máxima expresión del orden, debe ser desechadas. A diferencia de la MUD o del GPP, como antiautoritarios no debemos aspirar ni engañar a los afines de que tenemos las soluciones para las complejas dinámicas sociales que se han venido deteriorando durante estos años. Las victorias de la idea siempre serán efímeras y momentáneas. Por el contrario, debemos fomentar el hecho de que el anarquismo son un conjunto de propuestas en constante movimiento y ebullición que busca  una vida equitativa sin dogmas ni concentraciones de poder, no se busca ser mayoría ni proponer un “mundo ideal” propio de la ilustración.

Esta idea nos remite a la necesidad de que cada persona que se asuma como libertaria, genera a su vez, sus propias concepciones sobre lo que considera justo y armonioso de la idea, evitando de esta manera cualquier estancamiento o posicionamiento de corrientes hegemónicas, por lo general eurocentricas y alejadas de nuestro desarrollo histórico. Se trata en sí de que cada quien genere su “propia teoría”, siempre sobre la base de la ética antiautoritaria y horizontal.

Sobre este punto es perentorio abstraernos de las habituales dualidades políticas del venezolano (patriotas-realistas, conservadores-liberales, adecos-copyanos) sobre el cual nos quieren posicionar; así como de la enquistada diatriba de izquierdas y derechas, que dejo de tener sentido hace años.

Como anarquistas que afrontamos un proceso moderno de socialismo real, debemos reivindicar la anarquía post-izquierda como el conjunto de prácticas y teorías post-modernas que buscan puntos de quiebre e inflexión en nuevos espacios alejados del obrerismo y de los clásicos “sujetos revolucionarios”; fomentando principios como: la informalidad de las orgánicas, inmediatismo, antidesarrollismo, decrecimiento voluntario, deconstrucción de géneros y roles, acción directa, individualismo, abstencionismo,  ecología profunda y rescate de la praxis de los pueblos originarios, como algunas de las canteras de la cual debemos sacar insumos para los próximos años.

Economía del Regalo y Orden Natural de la Libre Economía
Uno de los puntos álgidos de la actual encrucijada, la representa la visión económica de ambos grupos en pugna; por un lado, tenemos una estatización de los medios de producción por parte de la boliburguesia militarista, bajo un falso discurso de gestión popular apoyado por los petrodólares de las empresas mixtas y PDVSA. Por el otro lado, tenemos una falsa apertura económica, basada en las recetas de carencia auspiciadas por el FMI/BM con la latente dolarización de los bienes y servicios transados en la región, para su eventual monopolización por parte del capital trasnacional. 

Esto nos pone de relieve, el magnánimo reto que como anarquistas tenemos que afrontar, dejando las viejas propuestas de la idea para gestionar la escasez como el colectivismo, el comunismo libertario y el mutualismo; para avanzar hacia una  propuesta libertaria que mezcle la “Economía del regalo” de los pueblos originarios y la idea de Orden Natural y Libre Economía del Silvio Gesell.

Esta mixtura de planteamientos, busca generar una reciprocidad económica entre los agentes sociales, donde el intercambio “quid pro quo”, ayude en primera instancia a enlazar los nodos disgregados de la sociedad y genere a su vez, valores de solidaridad y horizontalidad entre los habitantes agobiados por la escasez. La otra es la promoción y uso de monedas comunales, con una circulación limitada en el tiempo que ayuden a la reactivación de la sociedad lumperizada por el control cambiario, que le permite subsistir a costas de la escasez de bienes y servicios.

Esta Libre Economía propuesta por Gesell es una proposición que en contradicción con el socialismo estatal no atribuye las desigualdades y crisis del capitalismo al mercado o la propiedad privada; sino al control gubernamental y la naturaleza inflacionaria del dinero convencional. Este cambio de enfoque, aunado a una masificación de la posesión de la tierra en manos del estado venezolano, para su cultivo como lo propone la teoría georgiana, puede contribuir de forma significativa a reactivar un sistema de producción envilecido y sometido a las fluctuaciones monetarias de las economías del primer mundo.

Esta propuesta de Gesell es una continuación del mutualismo propuesto por Proudhon en sus escritos, con lo cual la teoría de valor-trabajo, cobra vigencia dejando de lado la usura y el “dinero fácil” clásico de la antropología petrolera que tanto daño nos ha hecho, y que solo ha permitido un lumperizacion del venezolano como agente de contrabando y de permuta cambiaria.

Nuevos paradigmas antiautoritarios
Uno de los valores fundamentales del anarquismo como propuesta de transformación social, es la heterodoxia de sus planteamientos políticos, no solo con el orden imperante sino incluso con los estandartes levantados en otras latitudes por afines. Esto nos lleva a plantear la necesidad de una descolonización de la idea que se ha encontrado abrumadoramente copadas por posturas eurocentristas y de realidades ajenas a la venezolana.

Es por ello, que como anarquistas debemos ver y descubrir nuestros propios referentes históricos, adecuando las ideas desarrolladas en otras latitudes a nuestras propias realidades y circunstancias coyunturales, alejándonos de una vez por todas de las matrices de opinión prefabricadas en el norte.

Los ejemplos saltan a la vista de lo que debe ser nuestra propia visión anarquista para la región. No se puede hablar de “lucha callejera” si no se entiende el desprecio que generaron en la población las jornadas de entropía de la UCV o recientemente durante la Guarimba; No se debería hablar de veganismos si no se ha leído a Carlos Brandt, el naturista más célebre de Venezuela; No se podría hablar de anarquismo si no se entiende el aporte de los pueblos originarios como el yanomamö o el piaroa; y no se debería criticar la participación de algunos compañeros en organismos de derechos humanos si no se comprende el estado totalitario que afrontamos. Se trata pues de plantear nuevos paradigmas y replantear viejos esquemas para así poder avanzar en nuestra propia vía hacia el cambio horizontal de la sociedad venezolana.

Un exhorto al cambio radical

Las actuales condiciones de incertidumbre nacional, son un acicate para los temperamentos anarquistas; lo cual nos lleva inexorablemente a dejar de lado la pasividad de los últimos años, marcados por divisiones fútiles, para poder servir de bisagra entre el creciente descontento popular y las praxis libertarias; generando de esta manera nuevos escenarios donde la solidaridad, la acción directa y la horizontalidad sean baluartes para confrontar un proyecto hegemónico y militarista que se derrumba ante la impávida mirada de propios y extraños. Llego la hora de asumir retos y de confrontar tormentas.