sábado, 22 de febrero de 2014

Opina un compa: La guarimba no tiene contenido social

La Rata 

Bueno, sí, tenía que decirlo eventualmente. Estas guarimbas por lo que me he dado cuenta, al menos por el sector donde tengo oportunidad de circular, carecen de contenido social. Si, personalmente tengo razones y justifico que hay motivos por los cuales protestar, pero al revisar, preguntar a los y las participantes de estas guarimbas, protestas o lo que quieran que se llamen, obtengo respuestas escuetas, discursos rancios y copiados de las pataletas de 2002 y 2004 y 2008 y de cualquier momento en que se haya visto amenazado el poder estatal. La misma actitud de pretender que se puede tumbar un gobierno para cambiarlo por otro. Un escenario donde Carmona sería la estrella. Pero no. La protesta debe tener un trasfondo político profundo. ¿Por qué digo esto? Porque desde mi punto de vista está bien, cuando corresponda romperlo todo, armar un verguero si tienes arrechera, pero también hacerte responsable de eso. Explicarle al maldito Estado (y a la población obviamente), por qué mierda le caes a piedras al TSJ, por qué incendias camionetas del CICPC o por qué te mantienes una noche completa quemando cauchos en una urbanización.

En las oportunidades que he tenido de cruzarme de frente a una manifestación estudiantil no me han entregado ni un volante y supongo que tampoco han explicado a los vecinos de Altamira por qué se mantienen quemando cauchos frente a sus casa durante más de una semana; al igual que tampoco lo han hecho en mi localidad. Estos manifestantes parecen que viven en una realidad diferente, o simplista. Nadie se acuerda del sueldo mínimo,  y como la inflación simplemente lo disuelve. Por ejemplo cuando atacaron al TSJ hubiese sido buen argumento destruirlo por su ineficiencia, pero no vi reivindicaciones y ahora queda como un ataque necio de niñatos queriendo protagonizar una "insurreción" estéril, como pa' hacer currículo cuando opten por el cargo de presidente de la FCU.

Ninguno recuerda el amargo momento que pasan los trabajadores de las empresas básicas del país en oriente cuando convocan a una huelga y son perseguidos igualmente como son reprimidos hoy los estudiantes, pero sin tanto bombo y platillo mediático. Nadie se acuerda de la lucha de Sabino Romero por la demarcación de tierras y la lucha Yukpa. Ninguno recuerda el retardo procesal que sufren miles de venezolanos privados de libertad sin el debido proceso.

La criminalización de la protesta en el Estado Venezolano, no es de ahora, no se ve reflejado sólo en la versión "2014" del movimiento estudiantil, sino, que ha tenido un montón de gente que ha sido vejada por el Estado al igual que han sido vejados los estudiantes esta semana. Entonces, ¿Cuál es el camino de conciliación, de unir voluntades con "la otra mitad de la población" si ni se acuerdan de ella cuando tienen la oportunidad? Oposición, seguirán siéndolo por bobos, por no estar metidos en el peo todo el año sino cuando les conviene armar un verguero mediático. Yo estoy seguro que el primero de mayo, seguiremos los mismos 4 tontos alegres repartiendo volantes en una plaza, pero claro de quiénes somos y a dónde vamos. Mientras tanto sean presas de la telaraña bolchevique.

No hay comentarios:

Publicar un comentario