viernes, 9 de agosto de 2013

Opinión, reflexiones: Cuando los sueños no se dejan gobernar.

Por: Luis Vasquez
Publicado en Existencia Muerta Zine N°5
Infinitas veces me han dicho que con mis ideas ni las de mis amigxs no voy a cambiar al mundo, me han llamado: loco, falso, iluso, incluso hasta imitador, porque he tomado ideas de amigxs o personajes que quizás son ficticios, pero que me han marcado de tal forma que me gustaría llevar un ritmo de vida igual o por lo menos parecido. A lo que no entiendo, pues entonces todos somos unos viles imitadores, copiamos roles, actitudes, hasta formas de hablar y pensar, la de nuestros padres, amigos o familiares, entonces ¿por qué la repercusión? Sino copio sus formas de vida entonces estoy mal, soy un mal imitador, si sigo sus patrones soy un excelente ciudadano. Al fin y al cabo no y que cada opinión es válida y cuenta? 



¿Por que aun no maduras? Me pregunta unos, tu mente es inocente e infantil, dicen otros. ¿Que por que es que no votas? Si este no sirve lo sacamos en 5 años, y así sucesivamente.  A lo que respondo: así sucesivamente se te van tu hermosos años, de tu hermosa vida que seguramente es lo más valioso que posees, entonces si es lo más valioso, ¿Por qué no le das un sentido que te de satisfacción de que estás haciendo por lo menos algo? Y no me respondas diciéndome que; “yo solx no hare nada significativo” porque entenderé que tu bella vida pasa y la desperdicias al ser un engranaje mas.
Nunca me ha interesado adoctrinar a nadie, a veces me reprimo de hablar para que no piensen que mis ideas son las únicas validas, no he intentado jamás nada más que plantear mis argumentos sobre las cosas, que de seguro Si tienen un trasfondo, si tuve que leer, escuchar, estudiar, conocer ideas de otras personas que como todo ideal tiene una propuesta y ya queda del individuo tomarla o no, hacerla suya y compararla con la realidad, darle los tildes de su vida cotidiana. No por eso me siento adoctrinado, he trato de tomar siempre las cosas buenos y que me interesan de todos los individuos con los que me topo en la vida, no copio a nadie, siempre trato de ser yo mismo, tampoco quiero que sean como yo, ni siquiera mi hijo, ya le he dicho que solo quiero que sea lo que el quiera ser, pero tampoco permitiré que sea lo que algunos quieren que sea. No me siento superior a nadie aunque a veces mi ego pasa los niveles normales, no humillo a nadie porque no sepa de algo un tema, porque estoy seguro conoce algún otro que mucho no conocemos, respeto la autoridad moral que con experiencias, situaciones pueden infundir sobre mi respeto mas no sumisión.
Me han reclamado: ¿que por qué, entonces vas a un centro comercial con tus hijos?, ¿que por qué los llevas al cine si esos sitios donde el capitalismo aflora mas y mas, donde lo vives en carne propia, como el consumo se consume miles vidas?, cosas que yo mismo pienso y reflexiono. Algunos ya afirman que me habían dicho que de algún modo, tarde o temprano debía adaptarme al sistema y ser parte de él. Cuestión que no niego, si soy parte del sistema, pues para no serlo tendría que autogestionarme  desde la ropa hasta la comida. Soy un asalariado más del engranaje, soy un explotado mas del modo de producción que pareciera no pudiera ser mas obsoleto hasta que vemos a la masa dormida y sumisa sin ganas de hacer nada. Para esas preguntas no tengo respuestas ni argumentos, no gastare líneas aquí explicando lo que pienso, pero si afirmo que como muchxs aborrezco el consumo desenfrenado, que como muchos me mantengo firme con mis ideas este donde este, y que por estar con mi familia en el cine no dejare de ser yo, pues quizás ellos no son como yo ni piensan como yo, de seguro a mi me gustaría más estar bajo la sombra de un enorme árbol que también les gusta a ellos, claro que si, y como no somos iguales intento encontrar un equilibrio dentro de lo absurdo del día a día que se lleva nuestras vidas para no sentir que la he desperdiciado.
No quiero ser un retrato de nadie, solo intento ser yo con mi realidad, mi infierno interno y mi lucha diaria, intentando cambiar yo antes de intentar cambiar algo, para que mis palabras no sean tan podridas como las de un político en campaña electoral, no quiero ser líder de nada, sino de mi mismo, intento estar al margen pero sin alejarme, no soy ni seré, tampoco quiero ser ninguna figura social, tampoco intento llamar la atención o quizás sí, pero estoy seguro que lxs imbéciles no entenderían, y por ellxs no desisto, por ellxs sigo en pie.
Este texto es una reflexión personal, de mi y mi vida, no son mandamientos a seguir ni ningún manifiesto de cómo han de llevar sus vidas, solo espero que sirva para entenderme y entenderse a si mismos, vivan sus vidas como le plazcan, pero siempre piensen que causas y consecuencias puede generar dicho placer.

Salud y anarquía. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario