martes, 11 de junio de 2013

Cantaura: Historia de una masacre impune.

En 1982 el 4 de octubre fueron asesinados de forma vil 23 personas cerca de la ciudad de Cantaura, pertenecientes al frente guerrillero Américo Silva del partido político que para este tiempo era de izquierda Bandera Roja, partido con fuerte inclinación al ideal socialista marxista-leninista, bombardeados primero por aviones bronco de las Fuerza Aérea de Venezuela   y luego rematados por más de 1500 efectivos de la Guardia nacional y la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención terminaran la misión de aniquilar todo movimiento insurgente en la zona, solo al proporción de 1500 contra 41 es de definir esto como una cruel masacre al peor de los estilos estadounidenses.







Bien quizás ya muchas personas conozca sobre el este horrible suceso, y que de nuevo vuelvo a  escribir sobre el tema, pero no pertenecer a ningún partido político, no por farándula revolucionaria y mucho menos por querer protagonizar alguna columna de cualquier periódico boliburgues de hoy en día. Lo cierto es que 23 personas, en su mayoría jóvenes, incluyendo mujeres fueron brutalmente asesinadas por perros del estado, eternos guardianes de su orden y del poder.
Lo cierto es que la historia los delata, hoy se enorgullecen los revolucionarios de esta falsa revolución, hoy reclaman que paguen los culpables de tal masacre y los asesinos están dentro de sus filas, que discurso tan hipócrita señor gobernador, hacer un boulevard donde perecieron estos combatientes y compartir la cena con los asesinos de los mismo, homenajear a los caídos en cantaura representa por parte del gobierno unas de la s incoherencias mas grandes de este “proceso revolucionario” como comparten puesto en el buro, como se reparten los mandos de la justicia. Qué gran hipocresía de revolución hoy los caídos en ver de ser homenajeados son mas masacrados que ese mismo 4 de  octubre.
Sus asesinos:
Henry López Sisco: hoy es Asesor del Comando Antisecuestro de la Guardia Nacional y de la Gobernación del estado Zulia.
Ramón Rodríguez Chacín: colega de Henry López, cuando era miembro del Comando Especifico José Antonio Páez (CEJAP). Fue Ministro de Relaciones Interiores de este Gobierno y hombre de confianza del Presidente Chávez en cuestiones policiales.
Tte. Coronel Enrique Vivas Quintero: uno de los jefes del CEJAP, ascendido a Jefe de Finanzas del Movimiento V República y luego electo al Parlamento Andino.
Alzaul Planchart, miembro del Ejército, participante en Cantaura, fue Presidente del Consejo Legislativo del estado Lara, y hoy preside la Comisión de Derechos Humanos de dicho Consejo, "dada su profunda experiencia en el respeto de los mismos".
Alirio y Norberto Rabanales, exguerrilleros, integrantes de la banda de asesinos de Henry López Sisco en el seno de la DISIP, delatores en los casos de Cantaura y Yumare; el primero, aun en noviembre del 2002 pertenecía a dicho cuerpo, y el segundo es "solicitado" por su participación en el asesinato del asesor de Hidalgo Valero pero transita libremente por todo el país.
El no menos importante, a el que mas le tengo arrechera.
Roger cordero Lara: autor material de la masacre, piloteo uno de los aviones bronco que bombardeo la zona hoy diputado de la Asamblea nacional, por el circuito de Guarico, también estuvo presente como orador  en la inauguración de un Boulevard en homenaje a los caidos en Cantaura en el sitio donde perecieron, y es que a todo el mundo se le olvido?
Como pueden ver hoy camina libres y no tanto sino que dirigen las riendas de este país los que ayer asesinaron, premiados por la revolución bolivariana hoy los caídos de Cantaura los han vuelto a matar esta revolución.

Esta masacre esta impune, el partido Bandera Roja hoy pertenece al bloque de la oposición y derecha venezolana, que gran homenaje? Lo cierto es que aun quedan cosas por hacer, recordemos que quienes fueron asesinados pensaron en una futuro mejor para el país, creían en un idea y dieron su vida por ellos, lo importante de todo esto es jamás olvidar pero sobre todo jamás, pero jamás perdonar a sus asesinos.

texto para el fanzine existencia muerta n°5

No hay comentarios:

Publicar un comentario